Beneficios de la osteopatía visceral - FisioClinics La Moraleja

Beneficios de la osteopatía visceral - FisioClinics La Moraleja

La osteopatía es un método alternativo que se basa en terapias manuales, movilizaciones y manipulaciones articulares. Estas técnicas se fundamentan en la teoría de que el cuerpo es capaz de regenerarse. Dentro de la osteopatía existen diferentes tipos, a continuación acá estaremos explicando la osteopatía visceral, qué es, sus beneficios y el tratamiento que ofrecemos en  FisioClinics La Moraleja.

¿Qué es la osteopatía visceral?

Consiste en la aplicación de una técnica osteopática dirigida a los órganos. La osteopatía visceral aborda la mayoría de las lesiones que podemos tener en nuestro cuerpo. Se dedica al tratamiento de las alteraciones de movilidad que se producen en el sistema visceral.

Se trata de un método de tratamiento que se dedica a trabajar las dolencias viscerales del cuerpo para conseguir su recuperación. Estas dolencias viscerales pueden afectar tanto a órganos como a estructuras.

La osteopatía visceral tiene como objetivos eliminar la rigidez y facilitar o estimular la correcta movilidad entre nuestros órganos…

Esta terapia manual se encarga de los órganos internos del cuerpo, los vasos sanguíneos y vísceras, con el propósito  de mejorar su funcionalidad y así prevenir o aliviar las tensiones. La osteopatía visceral implica un masaje que combina presión, masaje y fricción para eliminar las adherencias.

Esta rama de la osteopatía se centra en órganos como: los pulmones, estómago e hígado, con el propósito de mejorar desde dolores de cabeza, problemas digestivos o afecciones provocadas por estrés o depresión.

Las vísceras que forman nuestro cuerpo son parte fundamental del organismo…

¿En qué consiste la osteopatía visceral?

La osteopatía visceral consiste en aplicar masajes suaves para estimular la movilidad y para regular su tono muscular de las vísceras y de sus tejidos conectados.  En algunas ocasiones, las vísceras sufren falta de dinamismo y pueden originar una gran variedad de síntomas abdominales y digestivos. La osteopatía visceral se encarga de liberar las tensiones mediante una serie de técnicas que consisten en abordajes suaves.

Esta técnica se basa en dos tipos de movimientos:

  • Diafragma: se basa en el acto de respirar, una fase de inspiración y expiración. En donde se movilizan los ligamentos y todas las estructuras sostén del diafragma.

  • Motilidad: Consiste en el movimiento de las vísceras en sí.

Cualquier alteración o fallo en alguno de estos dos movimientos podría desencadenar alteraciones en nuestro cuerpo. Esto se debe a que nuestras vísceras se encuentran íntimamente relacionadas y conectadas entre sí mismas y con nuestros huesos, ligamentos y músculos.

Esto quiere decir que un movimiento erróneo ocasionará consecuencias negativas en el resto de las estructuras relacionadas. Lo que va a provocar dolores viscerales que afectan a nuestros órganos.

¿Cuáles son los beneficios que aporta la aplicación de la osteopatía visceral?

  • Alivio del dolor.

  • Disminución de la rigidez.

  • Eliminación de ciertas dolencias crónicas estructurales.

  • Liberación de la tensión interna.

  • Favorecer  la correcta colocación y movimiento de los órganos.

  • Ayuda a reducir el estrés.

  • Recuperación del equilibrio corporal.

  • Favorece la homeostasis corporal.

  • Aumenta el flujo sanguíneo y con ello el aporte de nutrientes a los tejidos lesionados.

  • Aumenta las defensas del sistema inmunológico.

  • Evita la retención de líquidos, el estreñimiento y las varices porque actúa también en el sistema circulatorio.

  • Mejora la digestión.

Importancia de la osteopatía visceral

Esta Terapia manual está enfocada en buscar la raíz de la tensión que está provocando la molestia o dolor del paciente. Una vez que se encuentra el origen, el osteópata va a trabajar sobre los tejidos del órgano comprometido. Con esta técnica vamos a  liberar la tensión del órgano, devolviendo la funcionalidad y el movimiento que se habían visto alterados.

Muchas veces no somos conscientes de la íntima relación entre los órganos, gracias  al enfoque global de la osteopatía visceral podemos dar con la causa de un dolor que quizás tenemos desde hace años.

Es importante recalcar que los masajes del osteópata aumentan la serotonina y consiguen este efecto relajante. Otro de sus beneficios es la aceleración de otros procesos importantes para el bienestar del organismo como la cicatrización

Lesiones que se pueden tratar con osteopatía visceral

Las lesiones que trata la osteopatía visceral tienen que ver  con la pérdida de las cualidades viscoelásticas del tejido conjuntivo, que pueden derivar, de forma refleja, en problemas en el sistema estructural. Por tanto, tratamos la relación entre cualquier tipo de lesión estructural y cómo esta afecta a las vísceras o viceversa, ya que, teniendo en cuenta los principios básicos osteopáticos, un sistema no puede entenderse si no es en relación con el resto de sistemas con los que se interrelaciona. Todos trabajan de forma conjunta gracias a los numerosos ajustes dinámicos y mecanismos de autorregulación que logran mantener el equilibrio interno.

En muchas ocasiones, como consecuencia de golpes traumáticos o de situaciones de estrés, a veces los órganos entran en un estado de tensión impidiéndoles actuar de forma correcta y generando problemas de salud derivados, que pueden llegar a ser incapacitantes.

La osteopatía visceral ayuda a resolver estas afecciones, en primer lugar, alivia el dolor de cervicales y reduce mareos y episodios de migrañas, combate la lumbalgia y los dolores de las costillas, del esternón y también ayuda a aumentar las defensas bajas.

Se ha evidenciado notable mejoría en problemas de salud tales como artritis, síndrome del túnel carpiano, latigazo cervical o problemas posturales, retención de líquidos, gastritis, problemas circulatorios y estreñimiento. Además, trata problemas urológicos, endometriosis, problemas de próstata e incontinencia.

El estrés o episodios traumáticos también generan tensión a los órganos provocando problemas de salud…

¿Qué tipo de pacientes puede beneficiarse de la aplicación de la osteopatía visceral?

Como cualquier otra rama de la osteopatía, la terapia visceral es apta para todo el mundo. Sigue el principio de la adaptación, aunque es sumamente beneficiosa en los lactantes.

Osteopatía visceral en bebés.

La osteopatía visceral en los bebés es una de las prácticas más comunes, justamente porque es un tratamiento en el que buscamos soluciones alternativas a la medicina tradicional y a los tratamientos farmacológicos. En este caso, el osteópata entiende que el origen del cólico es lo que desencadena la mala digestión y como consecuencia la incorrecta digestión de la leche materna, por lo que está sumamente indicada su aplicación para los bebés.

Diagnóstico de la osteopatía visceral

La evaluación de las relaciones estructurales entre las vísceras y sus uniones fasciales o ligamentosas al sistema musculoesquelético es la base de este tipo de tratamiento. Ya que la relación que existe entre distintas sintomatologías tienden a tener un origen por alguna alteración o disfunción de las vísceras.

Por eso es sumamente importante que el osteópata realice una exploración física minuciosa. Primero se debe centrar en recolectar la mayor cantidad posible de información que describa toda la sintomatología del paciente, luego se realiza el examen físico en donde se llevan a cabo una serie de pruebas de inspección y palpación para valorar la movilidad, la fuerza y  la integridad del sistema nervioso (los reflejos).

Luego que se tenga un diagnóstico de la estructura que ocasiona todos los síntomas, se procede a aplicar la técnica. El osteópata podrá desarrollar un plan basado en tus necesidades y en cómo responde tu cuerpo a la terapia.

El osteópata actúa sobre la motilidad de la víscera, relacionándola con las conexiones nerviosas, mecánicas y circulatorias…

Funciones del osteopatía visceral

Un osteópata visceral está calificado para identificar y tratar a través de una suave palpación, las alteraciones funcionales a nivel de estas estructuras digestivas, con el fin de favorecer a su correcto funcionamiento.

Tratamiento de las vísceras por el osteópata

El osteópata visceral actúa sobre:

  • Las propias vísceras para garantizar una movilidad óptima.

  • El sistema de unión de ligamentos para permitir la homeostasis digestiva local.

  • Los esfínteres digestivos para tener una peristalsis funcional.

  • La columna vertebral para actuar sobre el sistema nervioso regulando la actividad de las vísceras.

  • Los músculos para dar al cuerpo la máxima movilidad con el fin de evitar cualquier recurrencia de trastornos digestivos.

Tratamiento del diafragma en la osteopatía visceral

El diafragma o músculo de la respiración es un lugar de paso de nervios y arterias a los órganos y vísceras del sistema digestivo. Además, se encuentra en la encrucijada del tórax y la cavidad abdominal, por lo que regula las presiones.

Por lo que juega un papel fundamental en la movilidad de las vísceras, asociado a la peristalsis abdominal que permite la motilidad de los alimentos en el tracto digestivo.

El osteópata visceral siempre controlará y equilibrará el diafragma para ayudar con la homeostasis digestiva.
Importancia  del hígado en la osteopatía visceral

El hígado en tu organismo tiene dos funciones principales:

  • Una función endocrina: controla la composición de la sangre procedente del sistema digestivo.

  • Una función exocrina: su principal función exocrina es la secreción de bilis, contiene sales biliares que permitirán la digestión de las grasas.

El hígado bloquea y degrada los agentes infecciosos y tóxicos que conseguirían atravesar la barrera intestinal, tiene un papel de desintoxicación y eliminación de desechos.

El hígado está por tanto muy estresado, hay que ayudarlo, para ello un osteópata visceral utilizará técnicas adecuadas.

Tiempo de aplicación del tratamiento de osteopatía visceral

El tratamiento de osteopatía visceral se caracteriza por sesiones de aproximadamente 20 a 40 minutos.

Ahora bien, el número de sesiones variará en función de la respuesta al tratamiento. Aunque la dolencia haya quedado corregida tras la intervención, es aconsejable realizar sesiones periódicamente para prevenir futuras lesiones.

Importancia de la relación entre el sistema visceral y el sistema musculoesquelético

El mal funcionamiento de una víscera puede ser la causa de un bloqueo articular en la pelvis o en el eje vertebral, mientras que las malas actitudes posturales o bloqueos articulares de diversos orígenes, pueden causar problemas digestivos. Ya que ambos sistemas se encuentran íntimamente relacionados y son de vital importancia para el correcto funcionamiento del cuerpo.

Es importante recalcar que los órganos sobrecargados o dañados pueden desarrollar adherencias y tejido cicatricial que los hace menos flexibles, y que debido a su íntima relación con la fascia, los ligamentos y músculos van a ir ocasionando dolores y compensaciones que terminaran en una lesión

¿Cómo se emplea la técnica de osteopatía visceral?

El terapeuta utilizará movimientos hacia arriba y hacia abajo, de atrás hacia adelante y de lado a lado para masajear los órganos y liberar la tensión o las restricciones para que el órgano vuelva a funcionar de manera óptima. Los masajes podrán ser por compresión, movilización y alargamiento de los tejidos.

La movilidad visceral es clave para obtener resultados eficaces, ya que esto nos proporcionará información de que  tanto pueden contraerse y liberarse los órganos según sea necesario, para su correcto funcionamiento.

Efectos secundarios de la aplicación de la osteopatía visceral

Los efectos secundarios pueden ser diarrea o estreñimiento durante 2 a 3 días.

Recomendaciones para evitar las alteraciones viscerales:

  • Tener una buena alimentación (balanceada).

  • Tener una buena hidratación.

  • Tratar con el estrés de la mejor manera.

  • Purgarse al menos 2 a 3 veces al año, para desintoxicar el sistema digestivo.

  • Realizar actividades físicas diarias para facilitar el tránsito intestinal.

Este es un tipo de terapia que trabaja el interior del organismo y ayuda a acabar con afecciones de diversa índole,  para conseguir que el paciente recupere el equilibrio del organismo y por tanto, también su salud y bienestar. Resulta ser una terapia alternativa muy interesante y provechosa.

La osteopatía visceral no mueve los órganos, sino que los libera de la tensión producida por los tejidos de alrededor, mejorando el funcionamiento de las vísceras afectadas gracias a la recuperación de la movilidad. Esta liberación permite recuperar el equilibrio y la adaptación en el sistema.

Es muy importante entender que la osteopatía ayudará a disminuir la inflamación intestinal y la tensión abdominal, para el correcto funcionamiento de las vísceras y la perfecta realización de sus funciones. Para esto,  es necesario que cada órgano disponga de su propio espacio, sin que este se vea invadido por otros órganos vecinos, asegurando así una buena movilidad entre ellos.

Gracias a esta rama de la osteopatía sus órganos podrán volver a movilizarse con normalidad. En FisioClinics La Moraleja - Madrid contamos con profesionales especializados en esta técnica que podrán ayudarte a combatir esas restricciones, molestias o dolencias. Seremos tus mejores aliados, te ofrecemos un tratamiento en fisioterapia eficaz que va a brindar alivio y mejorará tu calidad de vida.

tarjeta regalo general imagen
Tarjeta Regalo FisioClinics

Contacta con FisioClinics

Más especialidades de FisioClinics