Cervicalgia y su tratamiento mediante la osteopatía

Cervicalgia y su tratamiento mediante la osteopatía - FisioClinics La Moraleja

Ciertamente, el dolor cervical es una de las afecciones más comunes con respecto a la población adulta de edad media y jóvenes que tienden a sufrir sobrepeso u otros déficits posturales que pueden desencadenar la cervicalgia, afectando considerablemente la salud física siendo su solución más viable mediante la osteopatía, para ello a continuación te comentamos de qué manera puede ser abordada en FisioClinics La Moraleja - Madrid.

Columna vertebral

Primeramente, es necesario conocer, que la columna vertebral es una de las estructuras más esenciales para el ser humano debido a que representa el pilar fundamental que facilita la bipedestación a través de las distintas musculaturas que allí se insertan, de igual manera, sirve como protección para la conocida médula espinal de donde se originan todos los nervios que dan inervación a los miembros superiores e inferiores, tronco y vísceras.

En tal sentido se puede decir que la columna vertebral está dividida en  tres (3) segmentos importantes los cuales son los siguientes:

1. Columna lumbar: Definido como la base de soporte de la columna vertebral, cuenta con 5 vértebras lumbares las cuales tienen como característica principal un ensanchamiento de su cuerpo y prominencia de las superficies apofisiarias, esto gracias a que siendo la parte más inferior, debe soportar la carga axial de todas las estructuras superiores a ella, teniendo una gran movilidad. 

2. Columna dorsal: Cuenta con 12 vértebras las cuales se puede decir tienen la mayor cantidad de superficies articulares de todo el cuerpo humano, pues, no solo se articulan entre sí, sino también, tienen conexiones con las costillas, lo cual, principalmente evita que tengan una gran movilidad articular, dicho segmento se encuentra ubicado por encima de la columna lumbar.

3. Columna cervical: Siendo uno de los más importantes, pues permite la conexión entre la cabeza y el resto del cuerpo, compuesto por siete (7) vértebras por las cuales discurren múltiples tejidos nerviosos como el plexo braquial o cervical y arterias importantes como la vertebrobasilar o prolongaciones de la arteria carótida, se puede decir, que éste segmento es el más móvil entre los demás.

La columna vertebral se divide en un segmento cervical, torácico y lumbar respectivamente…

Según lo antes mencionado, es importante resaltar que siendo la columna cervical el segmento más móvil, puede llegar a ser propenso a múltiples afecciones dentro de las estructuras que lo componen, para ello en FisioClinics La Moraleja - Madrid te explicamos a más detalle la anatomía y biomecánica de dicho segmento

¿Cuáles son las vértebras típicas y atípicas?

Como se ha dicho anteriormente, la columna cervical cuenta con siete (7) estructuras vertebrales, sin embargo, se puede destacar la diferencia entre algunas de ellas, las cuales pueden conocerse como vértebras típicas y atípicas, siendo sus características las siguientes:

1. Vertebras Atipicas: Comprenden a los segmentos cervicales C1 y C2 denominados atlas y axis, los cuales anatómicamente se diferencian de las demás ya que, el atlas, llamado así por ser la primera vértebra y estar debajo del cráneo, cuenta con masas óseas laterales donde van a reposar los cóndilos (superficies óseas redondeadas o convexas) occipitales, cuenta únicamente con apófisis (prominencias óseas) transversas y por otro lado el axis, articulado debajo del atlas, cuenta característicamente con una apófisis odontoides, muy prominente la cual cuenta con un cuello y cuerpo, de igual manera, contiene una apófisis espinosa, en forma de “V” dirigida hacia abajo y transversas ubicadas a los lados de la vértebra. Es importante resaltar, que anatómicamente, existe otra vértebra atípica la cual es C7, incluida gracias a su parecido con las vértebras torácicas, teniendo un cuerpo prominente y apófisis espinosas más grandes que las demás vértebras cervicales.

2. Vértebras típicas: Se habla de aquellas comprendidas por debajo de las vértebras atípicas iniciando con el segmento C3, tienen como característica tener un cuerpo alargado transversalmente, presentar apófisis espinosas en forma triangular inclinadas hacia abajo y atrás y contar con apófisis transversas, las cuales contienen un agujero por el cual pasa la arteria vertebrobasilar.

Las vértebras atípicas son C1, C2 y C7 mientras que las típicas incluyen las demás vértebras cervicales…

Así pues, es importante conocer los movimientos que pueden tener lugar en el segmento cervical, siendo importante su conocimiento al momento de realizar una evaluación osteopática, pudiendo incluirse los siguientes:

  • Flexión o flexión anterior: Movimiento en el cual, los cuerpos vertebrales se acercan entre sí desde la vista anterior, de igual manera se puede decir, que las apófisis espinosas (ubicadas por detrás de las vértebras) se alejan entre sí, dicho movimiento está dirigido por la musculatura anterior del cuello, principalmente por el ECOM (Esternocleidooccipitomastoideo), visualmente la cabeza se dirige hacia adelante y el mentón toca el pecho.

  • Extensión o flexión posterior: Se habla de un movimiento en el cual las apófisis espinosas de las distintas vértebras cervicales se acercan entre sí y los cuerpos vertebrales en la cara anterior se alejan, dicho movimiento es dirigido por la musculatura posterior del cuello, donde se puede encontrar el trapecio, músculos suboccipitales, entre otros, visualmente, la cabeza se dirige hacia atrás y el mentón se aleja del pecho.

  • Inclinación o flexión lateral: Se habla de un movimiento en donde el cuerpo de una vértebra se inclina hacia la derecha o izquierda, acercando el mismo con el cuerpo de la vértebra que se encuentra por debajo, movimiento dirigido principalmente por la ECOM, músculos suboccipitales y trapecio principalmente, a nivel visual la cabeza se inclina y el oído puede llegar a estar en contacto con el hombro. 

  • Rotación: Movimiento en el cual, los cuerpos vertebrales realizan un giro sobre su propio eje, visualmente se puede ver cuando la cabeza, nariz y boca se alinea con el hombro, dirigiendo la mirada hacia la izquierda o derecha, el mismo, está realizado principalmente por el ECOM.

Es importante resaltar, que antes dichos movimientos, existen estructuras que estabilizan pasivamente los mismos y limitan para prevenir un estado lesivo sobre la zona, donde se pueden incluir los siguientes:

  • Ligamento longitudinal anterior, el cual, discurre por toda la parte más anterior de los cuerpos vertebrales, limitando los movimientos de flexión posterior o extensión.

  • Ligamento longitudinal posterior: Recorre toda la cara posterior de los cuerpos vertebrales limitando el movimiento de flexión anterior o flexión vertebral.

  • Ligamento nucal: Propio de la región cervical, sirve como medio de unión para las distintas apófisis espinosas, partiendo desde el agujero occipital hasta la apófisis espinosa de la 7ma vértebra cervical, el mismo, ayuda a limitar el movimiento de flexión anterior o flexión vertebral.

  • Ligamento intertransverso: El cual, en la región cervical ha sido sustituido por los músculos intertransversos como resultado de los procesos evolutivos gracias a la gran movilidad de dicho segmento.

Es de saber, que dentro de las articulaciones vertebrales a nivel cervical, se encuentra una estructura denominada disco intervertebral, el cual, participa en el amortiguamiento durante los movimientos de dicha región, teniendo como característica principal, contener un anillo fibroso de colágeno que en su interior cuenta con un núcleo de pulposo.

El disco intervertebral es un anillo de tejido fibroso compuesto en su interior por el núcleo pulposo…

Se puede decir, que dicho disco intervertebral, también es capaz de moverse dependiendo de la carga o presión a la que esté sometido, pudiendo desplazarse en sentido anterior y posterior durante los movimientos de flexión anterior o posterior.

Según lo antes expuesto, existe la posibilidad de que dichas estructuras se vean afectadas debido a distintos factores tanto externos como internos de los cuales se pueden mencionar los siguientes:

  • Sobrepeso, debido a que se ha demostrado una relación directa en cuanto a la afectación de las estructuras vertebrales con el aumento de la masa corporal a través de la acumulación de grasa que causa un aumento en la fuerza axial trayendo como consecuencia la necesidad funcional por parte de las estructuras estabilizadoras de sobre esforzarse para mantener el equilibrio corporal.

  • Síndrome del latigazo cervical, Donde debido a una fuerza externa brusca se produce un esguince a nivel del ligamento longitudinal posterior, por lo general siendo común en accidentes de tránsito.

  • Estiramientos bruscos o mal ejecutados, donde pueden verse afectados los tejidos blandos causando microtraumatismos en ellos.

  • Práctica de deportes, los cuales pueden ser gimnasia, tenis u algún otro, en donde no se cumpla con un buen acondicionamiento físico o preparación muscular.

Así pues, se puede decir que ante la aparición de distintos factores incidentes sobre las estructuras cervicales, se puede instaurar una cervicalgia, definido como la presencia o manifestación de dolor en la región cervical que puede relacionarse directamente con otro tipo de patologías descritas por el equipo de osteopatía en FisioClinics La Moraleja - Madrid como las siguientes:

  • Hernia discal cervical: Se habla de una rotura del anillo fibroso ubicado en el disco intervertebral lo cual produce la expulsión del núcleo pulposo hacia el exterior, dependiendo de la gravedad, puede llegar a ocasionar una compresión nerviosa e imposibilitar gravemente el estado de salud y bienestar físico de la persona que lo padece.

  • Artrosis cervical: Muy común por lo general en personas adultas de edad media, los cuales pasan mucho tiempo de pie o padecen de malos hábitos posturales, lo cual consiste en una degeneración del disco intervertebral por sobre uso o envejecimiento, llegando a causar mucho dolor, vértigo y mareos.

  • Síndrome del dolor miofascial: Definido como la presencia de restricciones o limitaciones en el tejido fascial, por lo general manifestado gracias a puntos gatillo que se crean en la musculatura cervical, por tanto, puede llegar a causar dolor al movimiento y mucha restricción en el mismo.

Por otra parte, se pueden relacionar distintas disfunciones que pueden ser incluidas dentro de la osteopatía como pueden ser las siguientes:

  • Fijación vertebral en flexión: Como su nombre indica, la vértebra cervical tiende a “fijarse” en una posición de flexión anterior, causando hipomovilidad o disminución del rango hacia el movimiento contrario, generado principalmente por malos hábitos posturales u algún otro factor antes mencionado.

  • Fijación vertebral en extensión: Se puede decir en este caso que la vértebra se mantiene en una posición de extensión o flexión posterior, pudiendo adoptar también un componente rotacional o de inclinación, generalmente causando dolor y limitación al movimiento contrario.

FisioClinics La Moraleja y su tratamiento en osteopatía para la cervicalgia

Queda claro, que las disfunciones a nivel de la columna cervical son realmente muy variadas y todas pueden desencadenar una sintomatología dolorosa sobre dicha región, así pues, desde la perspectiva osteopática, es necesario encontrar la causa real de dicha afección para así poder tratarla, en tal sentido, será necesaria la realización de distintas manipulaciones vertebrales, en sentido de la flexión anterior o posterior e incluso induciendo inclinación y rotación en las mismas, para de ésta manera poder eliminar las restricciones y aumentar el rango articular de las mismas.

Desde la perspectiva de la fisioterapia y osteopatía, puede hacerse uso de otro tipo de maniobras como pueden ser las siguientes:

  • Técnicas manuales: Abarcan una amplia gama de maniobras, sin embargo a nivel cervical puede ser de mucha ayuda las técnicas aplicadas a través de Maitland o Mulligan, induciendo movilizaciones intervertebrales directas e indirectas para abordar la hipomovilidad de las vértebras cervicales. De igual manera, se puede incluir las técnicas de inducción miofascial de manera superficial, como el trazado longitudinal, transversal o en “J”  y profunda, como manos cruzadas, planos transversos o técnicas telescópicas.

  • Punción seca: Técnica creada con la finalidad de liberar los puntos gatillo miofasciales presentes en las bandas musculares, que pueden llegar a causar dolor, la cual misma consiste en insertar una aguja de acupuntura sobre el punto gatillo una vez ubicado mediante la palpación de manera profunda o superficial realizando movimientos ascendentes y descendentes.

  • Aplicación de termoterapia: El uso de agentes térmicos ha demostrado ser de mucha ayuda en afecciones cervicales brindando analgesia local.

  • Ejercicio terapéutico: Donde se buscará principalmente la movilización activa del segmento cervical y miembros superiores, para lograr una mejoría en cuanto a la movilidad y flexibilidad de los mismos.

Finalmente te recordamos que en FisioClinics La Moraleja contamos con un excelente grupo de fisioterapeutas capacitados para aplicar éste tipo de afección y más, es función de lograr mejorar el bienestar físico y salud de los pacientes.

Si padeces de alguna afección a nivel cervical u otro segmento, te recordamos que la fisioterapia siempre va a traer excelentes beneficios y ayudarte a mejorar funcionalmente, así pues, en caso de necesitarlo puedes preguntar por nuestro servicio a domicilio de fisioterapia y osteopatía donde nuestros fisioterapeutas podrán movilizarse a tu zona residencial para cumplir con el plan de tratamiento y abordaje adecuado a tus necesidades. 

tarjeta regalo general imagen
Tarjeta Regalo FisioClinics

Contacta con FisioClinics

Más especialidades de FisioClinics